El proyecto NIGHTINGALE es un proyecto europeo de Horizonte 2020 en el que participa CESTEL junto con otros 22 socios.

Los principales objetivos del proyecto son:

  • Mejorar la evaluación de los heridos y la población afectada (triaje) mediante la identificación digital, la trazabilidad, el diagnóstico rápido, la supervisión continua y la clasificación precisa de las afecciones médicas.
  • Optimizar el soporte vital prehospitalario y el control de daños y mejorar la utilización de activos, recursos y capacidades mediante soluciones basadas en IA.
  • Permitir la respuesta compartida entre los servicios de emergencia y la comunicación entre los equipos de emergencia y con las víctimas mediante el desarrollo de herramientas de realidad aumentada para los primeros intervinientes.

CESTEL participa con una herramienta que recibe llamadas de emergencias de una App usando el estándar PEMEA. La herramienta que desarrolla CESTEL se denomina NG PSAP (Next Generation Public Safety Answering Point), y se trata de una herramienta que utiliza el 112 para poder recibir llamadas de ciudadanos con total conversation (Audio, Vídeo y texto en tiempo real), además de permitir el intercambio de ficheros.

Primer ejercicio a escala completa:

El objetivo del ejercicio era poner a prueba las innovadoras tecnologías desarrolladas por el proyecto NIGHTINGALE en condiciones controladas pero realistas, simulando múltiples atentados perpetrados por un grupo terrorista. Las tecnologías están diseñadas para mejorar el soporte vital pre-hospitalario y el triaje, mejorando la capacidad de los primeros intervinientes para responder eficazmente a incidentes con víctimas masivas.

El ejercicio lo organizó y acogió la Assistance Publique – Hôpitaux de Paris en estrecha colaboración con las principales organizaciones europeas de investigación y tecnología, universidades y proveedores de soluciones TIC y de mando y control que forman parte del consorcio NIGHTINGALE. En el ejercicio participaron un grupo diverso de voluntarios, entre ellos miembros de organismos de protección civil, como servicios médicos de urgencia, así como voluntarios cívicos.

Los participantes probaron las herramientas del NIGHTINGALE y aportaron valiosos comentarios sobre cómo estas tecnologías pueden mejorar el triaje pre-hospitalario durante incidentes con víctimas masivas, así como comentarios para afinar los últimos detalles de desarrollo de las herramientas. Las tecnologías que se prueban incluyen aplicaciones móviles para la monitorización y el seguimiento digital de pacientes, soluciones de gestión de incidentes y de mando y control, un PSAP de nueva generación, aplicaciones móviles de emergencia para ciudadanos, gafas de realidad aumentada y un sistema de escaneado termográfico.

El ejercicio se celebró de manera fluida, de acuerdo con la agenda y sin retrasos inesperados. Todas las herramientas del proyecto interoperaron sin ningún problema, demostrando el gran trabajo llevado a cabo por todos los socios tecnológicos del proyecto. El ejercicio permitió demostrar una vez más, que PEMEA es un estándar que permite mejorar la evaluación de los operadores de PSAP en el lugar del incidente mediante el establecimiento de canales de comunicación como el vídeo en streaming o el intercambio de ficheros, además del intercambio preciso de la localización.